¿Qué hacer en verano en Alcalá del Júcar?

Si todavía no tienes muy claro donde pasar tus vacaciones o si ya te has decidido por venir a Alcalá del Júcar pero no tienes muy claro cómo hacer que este verano sea inolvidable, te invitamos a que conozcas mejor todo el potencial de este maravilloso pueblo.

Alcalá del Júcar es sin duda el pueblo con más encanto de Albacete y seguramente uno de los más pintorescos de Castilla-La Mancha.

Su localización, patrimonio histórico y orografía proporcionan a este lugar de una combinación perfecta de atractivos turísticos, que seduce a todo tipo de turistas: amantes de la naturaleza, de la historia, los deportes de aventura y también sibaritas gastronómicos. Pero hay una cosa común en todos ellos, una vez que visitan Alcalá del Júcar se quedan enamorados de sus paisajes, cultura y monumentos como el castillo y las casas cueva escarbadas en la montaña.

Si realmente quieres disfrutar al máximo de tus vacaciones lo mejor es que combines tu estancia con varias actividades y visitas turísticas al pueblo y lugares de interés.

Nada más llegar a Alcalá del Júcar nos topamos con el puente romano que cruza el río Júcar, y de fondo las casas del centro histórico con el castillo en lo más alto de la montaña.

Es muy recomendable, una vez visitado el pueblo y todos sus monumentos, subir al restaurante Mesón Mirador situado en un lugar privilegiado con un mirador exterior e interior, desde el que se puede contemplar una panorámica de Alcalá del Júcar y disfrutar así de las bonitas vistas mientras se degustan los típicos platos de la Manchuela como el Atascaburras, el Morteruelo o el Mojete manchego, aparte de otros platos típicos de caza.

Foto de El Mesón Mirador

Para aquellos que les guste la aventura y pasar unas vacaciones completas lo mejor es realizar alguna de las actividades multiaventura ofertadas en la zona como Rafting, canoa, escalada o rutas a caballo, Buggy y Quad.

Imagen de Multiaventura Los Olivos

Si además quieres vivir una experiencia muy típica de Alcalá del Júcar, no puedes perderte las Fiestas de San Lorenzo con las que verás lo más tradicional de este pueblo como las corridas de toros, verbenas y obras de teatro o incluso las ya no tan tradicionales pero convertidas desde hace 8 años en un clásico, carreras de descenso de carretillas.

Imagen de +quealba

Estas son algunas sugerencias que hacemos para que tu verano sea redondo, pero nos hemos dejado muchísimas cosas que también se pueden hacer en Alcalá del Júcar como paseos en bicicleta de montaña, senderismo, actividades programadas y por supuesto disfrutar en familia o con amigos de barbacoas, partidos de pádel y chapuzones en la piscina de alguno de los complejos de casas rurales que encontrarás situados a los largo de la ribera del río Júcar.

Nos encantaría que compartieras tu experiencia en Alcalá del Júcar con nosotros cuando vuelvas de tus vacaciones y si aún te estás decidiendo no dudes en contactar con nosotros para conocer más sobre este magnífico lugar.

Share on Facebook
Bookmark this on Delicious
Share on LinkedIn
Bookmark this on Technorati
Post on Twitter
Google Buzz (aka. Google Reader)

¡Otoño, bienvenido!

Ya está aquí el otoño y Alcalá del Júcar se vuelve, si cabe, todavía más mágico. El paisaje se inunda de colores rojizos y ocres  y el clima ligeramente más frío se vuelve perfecto para hacer rutas a pies, excursiones y actividades al aire libre.

Durante éste otoño os recomendamos también que disfrutéis de la maravillosa gastronomía manchega y que aprovechéis, como no, la época de setas.

Para los amantes del vino, una buena opción es visitar alguna de las bodegas de Alcalá del Júcar. Os recomendamos la  Bodega–Cueva restaurada en la parte alta del pueblo. Es una bodega con un encanto especial ya que se han respetado los lugares e instrumentos en los que durante varias generaciones se pesaba, almacenaba y transformaba la uva.

Es un lugar acogedor y entrañable en el que se pueden degustar sabrosas y variadas comidas, con recetas recuperadas de bisabuelas, abuelas y madres.  Excelentes vinos, batidos y zumos naturales os harán la boca agua.

Share on Facebook
Bookmark this on Delicious
Share on LinkedIn
Bookmark this on Technorati
Post on Twitter
Google Buzz (aka. Google Reader)

Platos típicos: Los nuédagos

En cualquier casa de Alcalá del Júcar no pueden faltar los nuédagos en Navidad. Se trata de un dulce de procedencia árabe a base de nuez, miel y azúcar que se sirve acompañado de obleas.

Este dulce es un precursor de los actuales turrones, y de nuevo resume las características de la cocina de pastores: confección simple, rico en calorías y fácil de conservar y de transportar. Quizá este sea el motivo por el cual los nuédagos han sobrevivido a siglos de historia y siguen siendo uno de los platos más típicos de Castilla.

Para seguir la receta más tradicional de los nuégados, lo primero es machar las nueces y hacer un almíbar con azúcar, miel, agua y canela en rama. A este almíbar se añaden las nueces, y sin parar de remover, se deja a fuego lento hasta que se forma una masa homogénea. Antes de que la masa se enfríe se pone un poquito en cada oblea y ya está listo!

Podéis ver la receta completa aquí: http://webosfritos.es/2009/05/alaju/

Share on Facebook
Bookmark this on Delicious
Share on LinkedIn
Bookmark this on Technorati
Post on Twitter
Google Buzz (aka. Google Reader)

La gastronomía de Alcalá del Júcar combina lo mejor de la tradición manchega y mediterránea.

La cocina de Alcalá del Júcar, como toda la de la provincia de Albacete, se basa fundamentalmente en la calidad de sus materias primas y en el respeto a sus tradiciones.

Entre los productos típicos de esta tierra encontramos la miel de romero, el aguardiente de Casas del Cerro, el aceite de oliva virgen, el azafrán y el vino.

Los gazpachos, es el más conocido de los platos manchegos, preparados con carne de caza, sin olvidar el atascaburras, el moje, las migas ruleras y migas dulces, las gachas y las patatas a lo pobre, la olla de aldea, caldo de patatas con caracoles, arroz con serranas de monte y los cangrejos fritos.

En Alcalá del Júcar, muchos de sus platos típicos están estrechamente relacionados con el calendario de fiestas y celebraciones, combinando lo mejor de la tradición manchega y mediterránea. De este modo, en Semana Santa, las pelotas de relleno y el potaje de ajo cobran un protagonismo especial.

Entre sus dulces típicos destacan los hornazos en Semana Santa, los nuégados, en Navidad, las torticas de chicharrones y mantecados, durante la matanza, y los rollos de calabaza y la carne de membrillo y arrope, en otoño.

Share on Facebook
Bookmark this on Delicious
Share on LinkedIn
Bookmark this on Technorati
Post on Twitter
Google Buzz (aka. Google Reader)

Platos Típicos: “El Atascaburras”.

El “atascaburras” es un plato tradicional de la época de nieves muy típico de Albacete y de Alcalá del Júcar. Es un plato hecho con bacalao y productos de la tierra como las patatas, el aceite, el huevo duro y las nueces. Como la mayoría de los platos manchegos,  combina la gastronomía manchega con la mediterránea y  se basa fundamentalmente en la calidad de sus materias primas y el respeto a sus tradiciones.

Cuenta la leyenda que el plato surgió en una gran nevada, cuando unos pastores no tenían para comer nada más que patatas y unas raspas de bacalao. Se dice que cocieron las patatas con el bacalao y machacaron la mezcla pero al ver que no era suficiente empezaron a echar aceite de oliva y moverlo con el mortero. La mezcla engordó conviertiéndose en un manjar para aquellos pastores que bautizaron al plato ( muy parecido a una mousse de bacalao) con el término “atascaburras”.

Su preparación es muy sencilla:

– Se cuecen las patatas con piel unos 30 minutos y luego se cuece por separado el bacalao. Aproximadamente durante unos 5 minutos.

– Una vez todo cocido, picamos los ojos, desmigamos el bacalao y pelamos las patatas.

– En un mortero incorporamos las patatas peladas y los ajos picados y mezclamos bien creando una masa. Para que gane esponjosidad, incorporamos un poco del caldo que nos haya quedado de cocer el bacalao.

– Por último, añadimos el bacalao desmigado y añadimos aceite de oliva sind ejar de remover.

– Una vez tenga la textura deseada, servimos el plato en una cazuelita de barro adornada con nueces y huevo duro.

 

 

 

 

 

 

Podéis ver la receta completa en éste enlace: http://www.mercadocalabajio.com/2009/09/atascaburras-o-ajoarriero-manchego.html

Podéis ver su elaboración en éste vídeo:

http://www.youtube.com/watch?v=5z_brqqOHvw

Share on Facebook
Bookmark this on Delicious
Share on LinkedIn
Bookmark this on Technorati
Post on Twitter
Google Buzz (aka. Google Reader)