Otoño en Alcalá del Júcar

El otoño es sin duda una época de cambio, pasamos del calor en la montaña al calor de la chimenea, del color verde naturaleza al color rojizo de hojas caídas, volvemos de las vacaciones y empezamos con las rutinas de nuestra vida diaria. Otoño es una estación perfecta para visitar Alcalá del Júcar y descubrir sus colores en las orillas del rio Júcar para recuperar fuerzas y volver con las energías renovadas.

Puente Romano e Iglesia Alcalá del Júcar

Esta estación te ofrece un sinfín de posibilidades en esta localidad tan privilegiada. Visitándola con tu pareja o en familia puedes descubrir rincones de auténtico encanto paseando por las estrechas calles que algún día fueron habitadas por árabes, visitando sus casas cueva (alguna de ellas con más de 700 metros cuadrados) mientras tomas un vino de la región con vistas al rio Júcar. Estas casas cueva una de las características más importantes que tiene es que mantienen una temperatura de entre 15 y 20 grados durante todo el año, así que por muy frio que sea el otoño dentro de ellas te encontrarás como es casa.

En la visita por Alcalá del Júcar también puedes entrar en su castillo, protagonista principal de muchas de las postales que hay, desde el cual podrás admirar desde las alturas toda la belleza que deja el otoño a su paso por este cañón.

Vistas Alcalá del Júcar

Para reponer fuerzas puedes degustar platos manchegos en cualquiera de los restaurantes que puedes encontrar, muchos de estos platos creados por pastores para combatir el frio cómo las gachas, pisto, migas o gazpacho manchego.

Y por supuesto no puedes perder la oportunidad de ver un atardecer desde cualquiera de los miradores que hay, un ocaso singular y lleno de magia que encandila a cualquiera, una vez a caído el sol tienes que volver la vista a Alcalá del Júcar para observar su iluminación singular que se mantiene desde los años ochenta y que trata de dar una luz blanca a las casas cueva y resaltar el castillo, iglesia y puente romano de un tono más amarillento que hace que te quedes perplejo ante semejante belleza. ¿Será por ello uno de los motivos por los que Alcalá del Júcar es uno de los pueblos más bonitos? Hay muchos motivos más que os invito a que los descubráis por vosotros y vosotras mismos, pero seguro que este sumó muchos puntos.

Vistas Nocturna Alcalá del Júcar

El otoño en este pueblo no solo se puede disfrutar de esta forma, si sois de los que no pueden estar quietos hay una gran oferta de deportes de aventura ya que en este pueblo están asentadas algunas de las mejores empresas de turismo activo de la zona. En las distintas empresas de turismo activo encontraréis diferentes opciones dependiendo de si viajáis en familia, amigos o pareja.

Una de las actividades que más recomendamos en otoño para hacer en Alcalá del Júcar es la de descenso de barranco donde vais a conectar con la naturaleza desde el primer momento y desconectar de la rutina. Si venís con niños una de las actividades que podéis encontrar y que a los más pequeños les encanta es la del parque de cuerdas con tirolina ¡se lo pasan genial!

Descenso de Barranco

Después de pasar el día visitando el casco antiguo, haciendo una ruta de senderismo o realizando alguna actividad multiaventura os recomendamos que os quedéis a dormir en Alcalá del Júcar, la oferta de alojamientos rurales y hoteles es muy amplia, Casas rurales los Olivos es una buena opción si viajas en familia, Hotel Spa Eliá si vienes con tu pareja y Casas rurales Júcar si estás disfrutando de un viaje con amig@s.

Casa rural – Finca los Olivos

Nos vemos en el siguiente post o directamente en Alcalá del Júcar.

¡Hasta la próxima!

Share on Facebook
Bookmark this on Delicious
Share on LinkedIn
Bookmark this on Technorati
Post on Twitter
Google Buzz (aka. Google Reader)

Escapada romántica en Alcalá del Júcar. El fin de semana perfecto para este otoño.

Otoño es una época perfecta para escaparse en pareja. No hace el calor abrumador de julio y agosto y todavía no hace tanto frío como para preferir quedarte en casa. Es ideal para realizar actividades al aire libre durante el día y disfrutar de una cena romántica por la noche junto a la chimenea.

Alcalá del Júcar tiene todo lo necesario para un plan idílico en pareja; tiene un encanto mágico que al llegar otoño se acentúa con las mezclas de color de su vegetación y las aguas del río Júcar. Al atardecer las luces del pueblo y el puente romano transmiten al visitante toda la magia de antiguas historias del pasado, cuando caballos, peregrinos y comerciantes recorrían esas mismas calles varios siglos atrás.

Imagen de Francisco García

Si quieres que vuestra escapada sea realmente inolvidable y especial, podéis elegir una casa rural con piscina, spa, chimenea y jacuzzi para aprovechar refrescándoos durante el día y pasar una velada romántica después de la cena. Alcalá del Júcar tiene numerosas casas y alojamientos que ofrecen todo tipo de servicios; desde complejos rurales con pista de pádel y zona de barbacoas hasta casas de tres espigas con todos los servicios de un hotel de lujo y todo el encanto que ofrece un alojamiento de turismo rural.

Déjate seducir por el encanto de este pueblo manchego poco conocido y disfruta de sus vistas, paisajes, gastronomía y monumentos culturales. Visita las casas escarbadas en la montaña,  degusta los platos típicos en uno de sus miradores, haz una excursión a pie, caballo, Quad o Buggy, vive una aventura en el río Júcar haciendo rafting o descenso de barranco acuático y acaba el día relajándote en el jacuzzi de tu habitación al calor de la chimenea.

Si este otoño no tienes un plan perfecto para sorprender a tu pareja es porque no quieres. Alcalá del Júcar os espera.

Share on Facebook
Bookmark this on Delicious
Share on LinkedIn
Bookmark this on Technorati
Post on Twitter
Google Buzz (aka. Google Reader)