Platos típicos: Los nuédagos

En cualquier casa de Alcalá del Júcar no pueden faltar los nuédagos en Navidad. Se trata de un dulce de procedencia árabe a base de nuez, miel y azúcar que se sirve acompañado de obleas.

Este dulce es un precursor de los actuales turrones, y de nuevo resume las características de la cocina de pastores: confección simple, rico en calorías y fácil de conservar y de transportar. Quizá este sea el motivo por el cual los nuédagos han sobrevivido a siglos de historia y siguen siendo uno de los platos más típicos de Castilla.

Para seguir la receta más tradicional de los nuégados, lo primero es machar las nueces y hacer un almíbar con azúcar, miel, agua y canela en rama. A este almíbar se añaden las nueces, y sin parar de remover, se deja a fuego lento hasta que se forma una masa homogénea. Antes de que la masa se enfríe se pone un poquito en cada oblea y ya está listo!

Podéis ver la receta completa aquí: http://webosfritos.es/2009/05/alaju/

Etiquetas: Sin etiquetas

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *